Obviar toda la parte legal al iniciar tu proyecto online

 

Como ya he dicho muchas veces en masterclass o webinars en los que he colaborado, este es un error bastante frecuente que engloba al resto de 7 errores legales de emprendedores, y hoy en día se hace más notable  con la aplicación del RGPD este 25 de mayo próximo.

Todos los emprendedores dedican sus esfuerzos al máximo, en formarse en aspectos que prevén más importantes y que son los que se derivan del marketing online, dejando para el final el tema legal.

Otro de los errores más comunes en esta fase, es que tras ya tener ejecutado y lanzado su proyecto, la primera preocupación legal que tienen es a nivel fiscal, si empiezas a generar ingresos entonces, intentan empaparse de cómo hacer facturas, de cómo darse de alta y cómo hacer sus declaraciones tributarias.

Pero el tema legal conlleva una primera parte muy importante que siempre ha estado allí y que no han previsto aún.

El propio Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), nos avisa ya, que hay que adecuar nuestros negocios digitales incluso antes de iniciar nuestro proyecto, lo que llamamos el “Privacy by design, privacy by default” o privacidad desde el diseño y por defecto.

No concienciarte en que eres un prestador de servicios de la sociedad de la información

Prestador de Servicio es la persona física o jurídica que proporciona un servicio de la sociedad de la información. Se consideran prestadores de servicios de la sociedad de la Información, conforme a la Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSICE):

  • Los operadores de telecomunicaciones.
  • Los proveedores de acceso a Internet.
  • Los portales.
  • Los motores de búsqueda.
  • Cualquier sujeto que disponga de un sitio en Internet.

Es un servicio de la sociedad de la información es aquél que reúne estas condiciones:

  • Son servicios prestados a título oneroso
  • Son servicios a distancia
  • Son servicios contratados por vía electrónica
  • Son servicios solicitados a petición de un destinatario
  • Pero atento, porque la normativa luego nos dice: El concepto de servicio de la sociedad de la información comprende también los servicios no remunerados por sus destinatarios, en la medida en que constituyan una actividad económica para el prestador de servicios.

Esto quiere decir que existen determinadas actividades gratuitas, pero que igualmente representan una actividad económica. Aquí el ejemplo más claro sería cuando envías un recurso gratuito en tu web. No cobras por ello, pero constituye parte de tu estrategia de marketing de cara a poder generar un vínculo con las personas que acceden a ese servicio concreto y que se convierten en potenciales clientes.

Tener una web y no pensar en los documentos legales que debes de tener en ella

En toda web, debe de existir una mínima base legal a la que estás obligado como prestador de servicios, si quieres puedes echar una ojeada a la LSSI-CE para saber tus obligaciones. Pero atento, ésta no es la única ley a la que debes de adecuar tu web, te sonará la ley de consumidores y usuarios, TRLGDCU, la ley del comercio minorista, la ley de firma electrónica, la ley de condiciones generales de contratación y la LOPD o actualizando ya el RGPD. Todas leyes que debes de cumplir.

 

 

Así que tus implicaciones legales son extensas.

En este blog me propongo por lo menos informaros sobre cuestiones básicas, espero que os sirva en vuestro largo camino de emprendimiento.

Hace un tiempo también preparé un artículo con los textos legales que toda web debe de tener. Te recomiendo leerla, para ampliar esta parte, pero ojo, sigue leyendo que no todo acaba con tener textos legales en web.

 

Adoptar posturas de tus compañeros emprendedores

 Al inicio estás sólo en tu proyecto y lo único que haces es ver y hacer lo mismo para ver si a ti también te funciona la misma fórmula.

Hablando en términos legales, en esta fase cuando ya han pasado unos años o meses del inicio de tu proyecto un día te das cuenta que uno de los emprendedores que sigues o ha sido tu mentor, empieza a poner sus textos legales o que los tenía y recién te has fijado, porque entras en su web inspeccionando todo lo que tiene para tenerlo tú también, ese día caes en la cuenta de que tenías que tener textos legales, entonces entras en todas las páginas de tus referentes favoritos y vas mirando cómo son sus textos y empiezas tu labor de copia y pega.

Copiar y pegar documentos legales de otros puede resultarte perjudicial. Muchos de mis clientes que tenían textos legales estándar, a veces no estaban ni modificados, tenían información del responsable de otro sitio web, enlaces a ese otro sitio y muchos otros tenían lo básico, pero carecían de muchas cuestiones. Por eso mismo existimos los especialistas.

 

He visto a lo largo de estos últimos  tres años como clientes que no confiaban en mi  trabajo inicialmente, porque estoy segura que ellos creerían que haría lo mismo de copiar y pegar, al final son mis clientes más fieles, porque se han dado cuenta que existe una parte de cara a la web, pero luego hay múltiples acciones a nivel interno que implementar , cumplir y saber, han visto  con el tiempo que bien vale un servicio hecho por un especialista que les sepa asesorar hasta en los momentos de crisis e incidencias.

Copiar y pegar documentos legales de otros puede resultarte perjudicial.

No saber que eres Responsable del Tratamiento, ni reconocerte como tal

 

Muchos emprendedores toman a la ligera el tema de sus obligaciones al momento de emprender, pues aquí te doy una definición mínima de quién es un Responsable del tratamiento.

El responsable del tratamiento de datos es aquella persona física o jurídica o autoridad pública encargada de decidir sobre el tratamiento de datos personales de los individuos. Si eres emprendedor vas a tratar numerosos datos de clientes, potenciales clientes, proveedores y un largo etcétera dependiendo de tu nicho y tu actividad.

Entonces esto quiere decir que tienes unas obligaciones mínimas, si quieres saberlas te remito a este otro post.

No cumplir con el RGPD

Es impresionante la poca concienciación que hay sobre este tema, muchos emprendedores y bloggers no son conscientes de que están tratando con datos de otras personas.

Y lo hacen, desde que alguien ingresa en vuestra web en los siguientes casos:

  • Las cookies que captan mucha información de un usuario se activan desde el inicio de navegación.
  • Cuando un lector entra en vuestro blog y os deja un comentario
  • Cuando un usuario se suscribe a su Newsletter
  • Cuando un usuario se apunta a algún concurso o sorteo de vuestra web (esta parte tiene más implicaciones legales que nadie cumple)
  • Cuando para continuar con vuestro proyecto, decidís crear un formulario y pedir a vuestros suscriptores que os ayuden a rellenarlo, recopilando cantidad de información.

Aquí no acaba el recabar y tratar datos, si ofreces servicios o productos online, debes de cumplir con tu deber de facturación, para lo cual, tratarás datos para emitir esas facturas a tus clientes y poder declarar cada trimestre, esto pasa por el deber de conservar esa información los siguientes 4 años.

Si además para poder cumplir con la gestión de un buen servicio requieres de más información de tu cliente, este habrá de rellenar una ficha.

¿Le pides su autorización en todos estos casos?

¿Cada usuario es consciente de la finalidad con la que vas a tratar sus datos?

¿Se lo estás informando?

Son muchas interrogantes en este punto, pero ahora mismo te recomiendo leer mi artículo más reciente, siete claves para adaptarte al RGPD. que estoy segura te ayudará a empezar a adaptar tu negocio digital al nuevo Reglamento.

No todo acaba con tener textos legales

 

Algunos emprendedores que sí se preocupan por tener la parte legal, sólo se preocupan por eso, por tener la parte legal WEB cubierta y se olvidan de todo lo demás, es muy común también que los emprendedores sólo pidan tener los textos legales web, esto se da normalmente por que no están debidamente informados de cuáles son sus obligaciones para adaptar sus negocios digitales. Así que dejarme decirles lo siguiente:

Debéis adaptar a la protección de datos vuestro negocio digital de forma integral , los textos legales son una parte mínima para cumplir con vuestras obligaciones, hay más cumplimientos legales importantes todavía.

 

Mucho cuidado con sólo tener los textos legales de cara a la galería. En una inspección por posible reclamación  por parte de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), se van a quedar de piedra cuando os pidan acreditar diversas cuesiones y les pidan informes y documentos varios. Y es aquí cuando muchos acudirán a despachos especializados, consultoras de Protección de Datos y hacer el milagro en el tiempo reducido que les da la AEPD, os puede costar muchísimo más.

Por eso es mejor prevenir y hacer las cosas bien desde un principio.

(Cómo pueden leer este artículo lo escribí en 2018, lo acabo de actualizar en 2021).

Si te ha gustado este post puedes compartirlo en tus redes sociales y seguir nuestras actualizaciones, a través de Facebook  (clic en–> DLegalFirm )

Aviso: Este artículo tiene derechos de autor, el tipo de licencia es Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International (CC BY-NC-ND 4.0) Puede citarnos, mencionando la autoría pero no es de uso comercial. Por favor, lea sobre el tipo de licencia autorizada. Sobre el descargo de responsabilidad, este artículo no puede ser tomado como una asesoría, ya que dependerá siempre del caso en concreto, es un artículo informativo.

 

7 errores legales de emprendedores

La adaptación en Protección de Datos y en comercio electrónico debe de hacerse en todo tu proyecto digital no sólo de la parte web.

Es importante que lo sepas.

error: Contenido protegido DLEGALFIRM.COM